Consejos para una mudanza productiva y con menos estrés ¡Sí es posible!

Mudarte puede parecer una tarea agotadora y estresante. Queremos compartirte algunos consejos que te ayudaran a que tu mudanza sea más fácil y con menos complicaciones.

Antes de empezar recuerda que una actitud positiva puede convertir esta experiencia en un evento emocionante. ¡El inicio en tu nuevo hogar!

Planifica:

Como en la mayoría de eventos en la vida, la planificación es clave y te ahorrará tiempo y energía. Recuerda que el primer paso para que tu mudanza sea lo más cómoda y fácil posible es planificar. Puedes empezar haciendo una lista de todo lo que debes hacer, con fechas, horarios, personas involucradas, cosas que debes comprar previo a tu mudanza, etc. También puedes agregar un pequeño inventario de tus bienes y artículos.

Haz un presupuesto:

Controla tu inversión. Te recomendamos presupuestar los gastos que realizaras:  el costo de transporte, el pago de servicios en caso de que contrates una empresa externa, costo de combustible si vas a trasladar algunas cosas en tu vehículo, comidas, propinas, cajas, post it, marcadores y todo lo que requieras para hacer tu mudanza. Tener el control de tus gastos, hacer un presupuesto y cotizar te ayudaran a ahorrar, encontrar las mejores opciones o simplemente a no gastar de más.

Depura:

Uno de los beneficios de la mudanza es poder deshacerte de todo lo que no necesitas en casa, este será el momento ideal para sacar todos esos artículos que por meses o incluso años han pasado almacenados en cajas. Utiliza tu mudanza como una buena oportunidad para depurar y donar todo aquello que no te es útil, esto te permitirá ahorrar espacio, tiempo y energía.

Organiza:

Un consejo importante es organizar antes de empacar. Este paso puede parecer extra, pero te ayudará a empacar de una manera más ordenada. Puedes organizar tus cajas por ambientes (sala, comedor, dormitorios, etc.) o bien por tipo de artículos (ropa, platos, artículos de baño, etc.) lo importante al organizar es que sea funcional para ti y que cumpla con el propósito de hacer más fácil la tarea final de desempacar, además te ayudará a ubicar fácilmente todos tus artículos en el ambiente y espacio de la casa que corresponde.

Empaca y Etiqueta:

Identifica lo que contiene cada caja, puedes utilizar código de colores o rotular con un marcador. Si quieres ser más específico puedes agregar en la etiqueta a qué ambiente de la casa debe ir cada caja. Por ejemplo “ropa de cama –dormitorio niños”

Kit o maleta de elementos básicos:

Recuerda siempre organizar una maleta con todos tus artículos personales, esenciales o de uso diario, puedes incluir algunas mudadas de ropa que necesitas para estar listo en tu día a día. Recuerda que debes estar preparado y tener a la mano todo lo necesario en caso de que no logres desempacar completamente en un día.

Positivismo ¡Una nueva etapa inicia!

Realizar una mudanza puede ser agotador, desempacar puede llevar tiempo. ¡Ánimo! para estas alturas ya has terminado lo más laborioso. Tómalo con calma, recuerda que una nueva etapa está por iniciar. ¡Celebra el fin de tu mudanza y dale la bienvenida a tu nuevo hogar!